¿A quién no le gustaría poder ver el futuro? Todos hemos soñado alguna vez con esto. Las ventajas económicas y de otras índoles serían fabulosas … pero lamentablemente esto no es posible.

Sin embargo, en lo relativo al óptimo rendimiento de nuestro WordPress, es posible conocer datos que nos permitan anticipar posibles problemas de funcionamiento o incluso evitar tener un WordPress totalmente obsoleto e inservible en muy poco tiempo.

A medida que avanza la tecnología, los proveedores de alojamiento en Internet actualizan sus sistemas para estar al día en materia de seguridad y rendimiento web. Lamentablemente algunas de estas actualizaciones y mejoras de seguridad son incompatibles con versiones de WordPress y temas o plugins anticuados. Hablamos, por ejemplo, de la constante evolución de los lenguajes web utilizados en WordPress, como PHP, cuya evolución lamentablemente pasa por cambiar el funcionamiento de algunos comandos. Esto hace que dichos temas o plugins de WordPress dejen de funcionar a partir de ciertas fechas.

Si fuera posible instalar actualizaciones en WordPress para poner al día el sistema, no sería un gran problema, pero lamentablemente también a medida que avanza la tecnología, la vida sigue, y algunas de las empresas que desarrollan estos complementos para WordPress a veces desaparecen, y no es posible actualizar ciertos temas o plugins.

Lo bueno es que, si podemos saber que a partir de cierta fecha nuestro WordPress va a dejar de funcionar por usar temas o plugins forzosamente desactualizados, podremos buscar la forma de sustituir estos temas o plugins con tiempo suficiente para evitar un súbito desastre.

Conocer esta información para evitar problemas futuros en WordPress requiere, como todo, de tiempo, investigación y ciertos conocimientos. ¿No tienes tiempo para controlar la obsolescencia de tus temas o plugins de WordPress? Permite que un servicio de mantenimiento preventivo de WordPress te eche una mano con esto.